sábado, 27 de diciembre de 2014

Moonlight Mile

Estos días de "descanso" he tenido la ocasión de releer esta grandísima obra del manga de ciencia ficción y os la traigo para que los que aún no la conocen lo hagan y que a los que ya la conocían les entren las ganas de hacer lo mismo que he hecho yo y releerla.


Bueno a leerla no entera porque no ha terminado aún, estas cosas de las series manga cuando la edición española alcanza la japonesa, que entre tomo y tomo te olvidas de lo que ha pasado y de vez en cuando hay que darle un repaso para recordar de que iba el tema.

Antes de ponerme a ello pedir disculpas por la tardanza entre post y post, la paternidad y eso de que ahora oficialmente no soy un parado sino que vuelvo a ser un estudiante, tengo muy poco tiempo y aunque se me ocurren cosas para escribir no me pongo, un poco vago que es uno, que se le va a hacer.

También que últimamente mis aficiones han variado un poco y estoy enganchado a los juegos de mesa, dejando un poco de lado los videojuegos (el que no me haya pasado a la nueva generación no tiene nada que ver, lo juro). De todas formas empezaré a escribir sobre juegos de mesa también.

Quitando el off-topic, vamos a hablar de un manga que consta en la actualidad de 23 tomos y que continua en Japón.

Moonlight Mile es una historia de superación, de querer llegar a lo más alto, de rivalidad y sobre todo de amistad. 

Moonlight Mile comienza con la historia de unos alpinistas que van a coronar el Everest, tras varios percances consiguen llegar a la cima y se dan cuenta de que han llegado a lo más alto que se puede llegar en este planeta y que ya no les quedan desafios que superar, en esos momentos miran al cielo y ven la Estación Espacial Internacional y deciden que tienen que llegar al espacio de la forma que sea.



La humanidad en busca de una fuente de energía alternativa al petroleo, descubre que en la luna existe una gran cantidad del isótopo radiactivo llamado Helio-3, este isótopo es emitido por el sol pero no llega a la tierra debido a la protección de la atmósfera, pero que en la luna al no existir estos impedimentos se deposita en la superficie. Por lo tanto y debido a la cada vez mayor demanda de energía se decide crear una serie de plantas nucleares en la superficie de la luna para explotar este Helio-3.


Esta es la excusa que dará pie al comienzo de la historia, y que se nos irá contando a través de las páginas de este comic desde varios puntos de vista, presentándonos diferentes personajes que irán teniendo su debida importancia conforme la trama avance.


El dibujo es magnífico, no se si tendrán ayuda de la NASA o yo que se, pero el autor se ha documentado a base de bien en la recreación de todo lo que es la tecnología, creando un ambiente muy plausible, con tecnología que parece real, sobre todo cuando la cosa avanza y tiene que inventar naves y otros tipos de cacharros.

Obviamente la historia tiene una trama subyacente, lo que pasa es que no te das cuenta de como te lleva pero realmente los 10 u 11 primeros tomos simplemente es para prepararte para lo que viene después, y lo hace de una forma muy inteligente con mini arcos argumentales que a veces tienen unos personajes y otras veces otros. El autor aprovecha estos arcos argumentales para contar historias donde habla de temas muy diversos y que van desde el racismo, a la libertad de expresión pasando por otros como relaciones paterno-filiales y tocando temas como que pasa cuando un astronauta pierde a un ser querido en la tierra mientras él está en una misión y sabe que va a tardar mucho tiempo en volver.

No quiero seguir hablando del argumento para no destripar nada más, porque simplemente debeis leer esta obra.

No he hablado apenas del autor, Yasuo Ohtagaki, y no es más que porque no tiene gran cosa conocida, y menos aquí en España, pero hay que destacar, aunque sea en calidad de friki, del manga basado en el videojuego Front Mission.

El dibujo es muy realista, dentro del estilo manga claro está, y, como he dicho antes, los diseños de la tecnología son muy creibles sobre todo al principio, ya que la historia empieza en la época actual y va avanzando a lo largo de los años, aún así en los últimos tomos hay cosas que siguen pareciendo razonables, otras obviamente entran en el terreno más de la ficción que de la ciencia pero aún así no desentonan en demasía. También es bastante explicito en lo que al sexo se refiere, sobre todo al principio, pero al final aunque sigue habiendo alguna viñeta más guarrilla de la cuenta son las menos y realmente no sacan de la trama, de hecho le dan realismo en muchos momentos.


En el 2007 la serie fue adaptada a la animación y tiene dos temporadas de momento, imagino porque la parte actual es más complicada de cortar en trozos y posiblemente estén esperando a que termine este arco argumental, que es bastante largo, para hacer la tercera temporada. No he tenido ocasión de ver el anime entero aunque he visto trozos de los primeros capítulos y tengo que decir que adaptan bastante bien lo visto en papel, pero no puedo asegurar que luego se les vaya la pinza y empiecen a inventar.

Ya para terminar comentar el parecido que hay con otro manga llamando Planetes, en el que la humanidad ya ha conseguido colonizar la lunar y está explotando ese Helio-3 que decíamos antes, tanto parecido hay que el padre del protagonista de Planetes se llama Goro, igual que uno de los personajes principales de Moonlight Mile y hasta se parece físicamente. Realmente no tienen nada que ver una serie con la otra pero en un momento dado de Moonlight Mile casi parecía que Planetes era una continuación hecha por otro autor, cosa que cuando la historia avanzó se vio que ni de coña.

Otro parecido es con la peli Moon, que usa la misma trama de la explotación del Helio-3 en la luna, pero no puedo hablar mucho más porque no he visto la peli.

Pues se acabó la cosa por hoy, el próximo post es sobre juegos de mesa y será en breve. Nos vemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario